28 de enero de 2011

EL POZU LA FUEGA

Mucha gente, incluso vecinos de la parroquia ignora la existencia de este fenómeno de la naturaleza situado entre los barrios de Venta les Ranes y Bárcena, casi justamente debajo de donde se encuentra la gasolinera del pueblo, “el Pozu la fuega” o La Fueya, donde antiguamente se pescaban sabrosas e inigualables ranas y anguilas, algunas de ellas destacaban por su gran tamaño.
Aunque todos lo llaman El POZU la Fuega, se podría considerar casi una laguna, pues mide cerca de 100 metros cuadrados. Siempre fue un lugar muy temido por la gente, quizás también a eso se debe que muchos no lo conozcan. Durante años se podría decir que se utilizó de "vertedero" ya que se arrojaban a él todo tipo de basuras, animales muertos....etc. y nada quedaba a flote, todo se sumergía bajo aquellas verdosas aguas cenagales, por eso se decía que no tenía fondo. Incluso cuentan los ancianos de muertes de vecinos y forasteros acaecidas en aquel "pozo" como es el caso de un vecino de la parroquia que era el propietario de la finca anexa, la cual es muy pendiente, que se acostó a dormir una siesta debajo de un árbol, y mientras dormía, sin darse cuenta, echó a rodar cayendo al Pozu la Fuega sin poder evitarlo.


Cuenta la leyenda que antes de que existiera "el Pozu la Fuega" y la que hoy conocemos como carretera general N-632, solamente existía un camino que pasaba por aquellas inmediaciones, donde había una bolera. Se dice que los domingos las gentes pasaban por allí para acudir a misa a Arroes. Uno de esos días un grupo de mujeres que se dirigía a la iglesia, recibió las mofas e insultos de unos hombres que se encontraban allí jugando a los bolos, los cuales se burlaron de ellas porque tenían la obligación de acudir a misa mientras ellos se divertían. Se dice que cuando aquellas mujeres retornaron de la iglesia por el mismo camino, por un supuesto castigo de Dios, en el lugar de la bolera se había formado un gran "pozo" redondo que había tragado dicha bolera y a los hombres que se habían mofado de ellas. Los bolos se encontraban flotando en la superficie.  Cuentan que este castigo y la formación del pozo se produjeron en el momento en que empezaban a sonar las campanas de la iglesia.
También se dice que se comunica con "el sumidoriu", otro cenagal situado en la vecina parroquia de San Justo, y que todo lo que se sumerge allí va a parar al Pozu la Fuega.
En dicha laguna desembocan varios "regatos" y un riachuelo que baja del Monte Cañeu, y también sale un arroyo que se dirige hacia El Fonduxu en Arroes llamado "el arroyo de les Xanes", nombre atribuído quizás a otra leyenda referente al "pozu".
Leyendas a parte, El Pozu la Fuega no es un lugar muy adecuado pero sí bastante misterioso que, según mi opinión, se debería de conocer más.



4 comentarios:

  1. el regatu de les xanes pasa por la finca de mi abuelo. La historia del pozo la la escuche por primera vez hace mas de 20 años y es exactamente igual a la que cuentas.

    ResponderEliminar
  2. Hace unos cuarenta años que llego a mis oidos pero con una ligera variante en su parte final, el pozu se creó coincidiendo la caída de una bola de la partida en juego con les campanes del inicio de la misa, el resto todo igual.

    ResponderEliminar
  3. A saber lo que pueda atopase en el fondo´l pozu. Entre otres coses, bombes de la guerra civil. Cuenta mio ma que el so pa, Guillermo Costales, apañó dellos paxos de bombes y granaes pel entornu Bárcena tras la contienda, siendo el pozu el destino de los infames artiluxos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alejandro por compartir tu historia con nosotros en el Blog.

      Eliminar